Conexión Q-Lock


La conexión Q-Lock de implante-pilar es una combinación única de cuatro elementos estabilizadores:

  • El cono profundo garantiza la estabilidad y el sellado hermético de la conexión
  • Sólido hexágono sólido como elemento antirrotación
  • Cilindro de refuerzo – tubo en tubo
  • Cono bajo la cabeza del tornillo

Alta resistencia a la fatiga de la conexión implante-pilar (ISO 14801)

Gráfico de resistencia a la fatiga de la  conexión implante-pilar

Fuentes: M. Wieland, H. Hornberger, Mechanical testing of fatigue strength, Bone level implant scientific overview, Starget 2010–1, experimental data from LASAK, Report – Accredited testing laboratory for mechanical tests at the Czech Technical University in Prague, Nobel Biocare, leaflet Smaller and stronger.

La robustez de la conexión entre entre el implante y el pilar se determina mediante una prueba normalizada que reproduce la cinemática de la masticación. La prueba consiste en reproducir 5 millones de ciclos, en los que la fuerza de la conexión implante-pilar-tornillo es evaluada. Esta cantidad de ciclos corresponde aproximadamente a 20 años de vida del implante.